El calendario está diseñado en base a la prevención y control de las principales enfermedades presentes en bovinos de carne en pastoreo y bajo datos epidemiológicos de investigación, este calendario es un modelo que puede ser utilizado para cualquier explotación a nivel nacional y está estructurado con actividades a través del año las cuales están ubicadas de manera estratégica para que den los mejores resultados.

Una actividad dentro del calendario, es la aplicación de la bacteria para la prevención de enfermedades causadas por Clostridium como son: Carbón sintomático (mal de paleta), Edema maligno, Hemoglobinuria bacilar (C. chauvoei, C. septicum, C. haemolyticum, respectivamente), que se aplica a todo el ganado a partir de los tres meses de edad en los meses de abril y octubre, no habiéndose presentado en los últimos tres años ningún caso clínico. Se pueden utilizar bacterinas como la doble que es carbón-edema, otras más combinadas como sería la cuatro vías, siete vías y existen otras como la nueve vías que también trae diferentes tipos de clostridium como por ejemplo C. sordellii tipo C.

La selección de estas vacunas dependerá de la prevalecía si es alta se recomienda utilizar 4 ó 7 vías.

Otra actividad es la vacunación contra la Pasteurelosis neumónica (mal llamada Septicemia hemorrágica) que es causada por Pasteurella haemolytica y Pasteurella multocida y que es aplicada de igual forma a todos los animales a partir de los tres meses de edad y 15 días posteriores a la vacunación de Carbón-Edema, lo que ha arrojado buenos resultados ya que sólo un caso de esta enfermedad se a presentado en un periodo de tres años. Se recomienda utilizar bacterinas que contengan cultivos de 60% P. haemolytica y 40% P. multocida. Cuando en ciertos ranchos exista la presencia alta de neumonías en becerros es conveniente emplear vacunas con Pasteurellas vivas atenuadas, que se aplican anualmente y permiten reducir la frecuencia de neumonías en becerros.

La siguiente aplicación es la vacunación contra enfermedades virales que provocan problemas de tipo respiratorio y más frecuentemente problemas reproductivos como son abortos y reabsorciones fetales o muertes embrionarias causadas por Rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR) y Diarrea viral bovina (BVD). Estudios realizados en INIFAP en el noreste de México, muestran prevalencias de 3540% para IBR y 40-45% para BVD causando problemas reproductivos (Cantú 1999). Se recomienda la vacunación anual a todas las hembras a partir de los 12 meses de edad y todos los sementales.

Estudios sobre leptospirosis en el noreste de México, muestran prevalencias de 30-70%, siendo las serovariedades L. hadjo, L. wolffi, L. tarassovi y L. pomona y L. canicola como las principalmente presentes, provocando problemas reproductivos como son: abortos, nacimiento de crías débiles que mueren en pocas horas y nacimiento de crías muertas, por lo que se recomienda la vacunación con bacterinas que contengan estos serótipos a todas las hembras a partir de los 10-12 meses de edad y todos los sementales cada 4 a 6 meses.

La presencia de rabia bovina (Derrienge) en la zona noreste de México provoca grandes pérdidas en el ganado, por lo que se recomienda la vacunación anual a todos los animales a partir de los tres meses de edad, adicional es recomendable en aquellas áreas donde existe mucha población de murciélago hematófago, estructurar programas de control de población mediante capturas y aplicación de pomada vampiricida.

Una de las actividades de importancia que se descuidan o no son de mucha atención para los ganaderos es la desparasitación interna de los animales, ya que la gran mayoría lo realiza una vez por año y sólo a ciertos animales, siendo que estos parásitos causan grandes pérdidas en las ganancias de peso y desarrollo en animales de temprana edad. Es recomendable realizar desparasitaciones estratégicas basadas en el diagnóstico de laboratorio ya que sólo se toma muestras del 10% de cada lote por categoría de edad (mamones, destetes, vaquillas, toretes y adultos) en los meses de febrero, junio y octubre. Los resultados de laboratorio nos permiten tomar la decisión de que producto utilizar y en que lote de animales es necesario aplicarlo. Esta actividad se realiza con gran éxito dentro de la Unidad Demostrativa, ya que permite mantener las ganancias de peso adecuadas y estables en los animales de temprana edad.

Uno de los problemas que está afectando seriamente la producción de bovinos de carne en pastoreo, es la presencia de poblaciones altas de garrapata Boophilus y más aún la presencia de garrapatas resistentes a los productos químicos utilizados para su control. Dada su importancia, se recomienda realizar cuando menos dos muestreos de garrapata para la realización de un diagnóstico de resistencia en los meses de febrero y septiembre. Basado en los resultados, se recomienda estructurar un programa de control a base de baños con la frecuencia estimada por la carga de garrapatas y es recomendable el baño a través de todo el año, cuando un animal presenta de 30-40 garrapatas adultas por lado, además de utilizar métodos alternos como el uso de ivermectina, vacuna contra garrapata, etc.

Otro problema que está presente en las explotaciones es la deficiencia de algunos minerales en suelo y plantas como por ejemplo el fósforo, calcio, etc. de tal manera que se requiere manejar suplementos de buena disponibilidad de estos minerales ya que el forraje disponible no es capaz de proveerlo a los animales. Para lo cual existen diferentes mezclas minerales en el mercado y la cual debe de ser proporcionada a través del año.

Enfermedades como brucelosis y tuberculosis pueden estar presentes causando un daño considerable no solo a los animales de un rancho o área sino a todo el estado y país. Por lo que el realizar las pruebas diagnósticas anualmente es de mucha importancia para evitar nuevos brotes de enfermedad. En la Unidad Demostrativa se realizaron los muestreos con la finalidad de obtener el certificado de hato libre a brucelosis y tuberculosis, mismo que se revalida año con año. La aplicación de vitamina ADE en todo el ganado a partir de los 4 meses de edad es recomendable realizarla en los meses de febrero y noviembre ya que en estos meses la fuente de forraje no proporciona las cantidades necesarias que se requieren.

Vacunaciones

Para que el programa de vacunación brinde resultados positivos, es importante el manejo apropiado del producto biológico, que se aplicará considerando los siguientes puntos:

1. Vacunar sólo contra enfermedades existentes en la zona en que se encuentra el rancho.

2. Calendarizar las vacunaciones, considerando la época de mayor riesgo o presentación de la enfermedad en la zona.

3. Adquirir la vacuna en una farmacia donde conserven el biológico en refrigeración (entre 4 y 7°C) y sin exponerlo al sol.

4. Verificar la fecha de caducidad de la vacuna.

5. Mantener la vacuna en refrigeración o en hielo durante su transporte y aplicación (figura 57).

6. Administrar la dosis indicada por la vía que el fabricante recomienda.

7. Vacunar bajo la sombra y en horas de menor temperatura ambiental.

8. Se recomienda utilizar una aguja por animal para evitar transmisión de enfermedades.

9. Evitar la extracción de varias dosis y mantenerlas en la jeringa por mucho tiempo.

10. Quemar los frascos usados o que no se hayan utilizado por completo.

11. Registrar la fecha, enfermedad contra la que se vacunó, el nombre comercial del producto y el lote al que pertenece.

12. Evitar la aplicación de varias vacunas al mismo tiempo. De preferencia hacerlo contra una sola enfermedad.

Basado en estudios de prevalencia e identificación de las principales enfermedades que afectan las explotaciones de bovinos de carne en pastoreo y el cual se está aplicando con éxito dentro de esta Unidad Demostrativa de bovinos, se anexa un calendario sanitario con las actividades a realizar a través del año.